martes, 22 de septiembre de 2009

Mujer

La chunguísima Anna repite...

Soy dura pero con sentimientos. Que tenga el corazón encadenado no significa que mis cadenas no duelan y que por ello me defienda con mi risa en vez de con mis lágrimas.

Que no me veas llorar no significa que no llore, que no veas maldecir no significa que no te odie.

El sarcasmo que llevo por bandera es mi escudo ante ti. Las miradas de rechazo que te dirijo no son más que mis experiencias vividas. Esas experiencias son las que me han enseñado que amando solo puedo dejarte ir… verte pasar huyendo de ti y lo que me harías si me dejase ver.

Aquella noche no fue solo sexo. Lo sé.

Mientras me contraía cabalgando sobre ti el orgasmo que me recorría no era solo placer. Cuando tu lengua y la mía se unían y nuestra saliva hacía de ron, el jarabe que me dabas para mis males no hacían más que perderme en un baile de excitación que me consumía y ardía… porque sabía que nada más terminar me tendría que deshacer de ti.

No quiero ser dueña ni prisionera. Yo tengo mis propias reglas en mi mundo particular. SI quieres las sigues y si no, me da igual. He aprendido a quererme yo primero y después yo quizás. Mi mundo es mío y como los castillos antaño sus pozos no son fáciles de pasar. Mi ironía y malicia anidan en ellos para no dejarte pasar ni a ti, ni a cualquier hombre que me lleve del brazo erguido exhibiendo un trofeo.

Que te quede claro que yo te elegí a ti. No te sientas importante, no lo eres. Simplemente creí que a ti te debería menos explicaciones y cualquier caso, el trofeo eres tú. Y yo la cazadora de sedientos hombres que algún día me recordarán no sólo como un polvo fácil, sino como la mujer que no se dejó amar.

21 comentarios:

Rosa dijo...

AHÍ ESTAMOOSSSSS!!!
El que quiera un trofeo que se apunte a una minimaratón, y al que el físico no le dé, también se puede apuntar a un concurso de comer espaguettis o donuts o algo, follar, no follará pero le harán una foto con la boca llena para el ginness 2010-2011.
Besosss.

Crisis. dijo...

Qué bueno ;)
esta entrada... de lo mejorcito!
besos chungas

maruxiña dijo...

No era sin tiempo que la mujer pudiera ser la que ejerciera la elección.

Biquiños !

Lara dijo...

Además de chunga una tía dura de cojones ;)

mane dijo...

Que buen post. Habia oido siempre la típica frase "eres fria y calculadora", en este caso creo que lo de fria sobra,ahora, que manera de calcular,que manera de controlarse una misma los impulsos del corazón y que manera de tener las cosas super-claras. Envidiable la forma de pensar de Anna pero no siento tanta envidia por la forma de sentir,creo que a veces sus sentimientos y la forma de pensar se tienen que convertir en una batalla.Un beso chungas

Belén dijo...

La mujer que no se dejó amar...

Muy bueno

Besicos

GLoRia dijo...

Ouuuuu yeaahhhh Annita!!

Que dura eres!! como si no poder controlar de esa manera...

Yo quiero foto del trofeo ehhhhh

Besicosss

Anna dijo...

Rosa... me parto contigo jajajaja. Yo tambien quisiera verlos!!

Besos!

Crisis... gracias guapa XDDD

Besos!

maruxiña... que pena que se piense que las mujeres que hacen esto no son más que unas putas... cuando lo que realmente son mujeres liberadas.

Besos!

Lara... no se si dura o que realmente se esconde... pero el que si que la tenía dura era el tío del relato jajajaja QUE SE JODA!

Besos!

mane... es que tienes narices... cuando somos nostras las que elegimos lo que queremos somos frías y calculadoras y cuando amamos nos volvemos gilipollas. y si gran batalla. Que puede más el amor o la razón?

Besos!

Belén... difícil verdad? Como no caer en las promesas de siempre...

Besos!

Gloria... a veces todo es ficción y la ficción puede convertirse en realidad, porqué no?

Besos.

Es solo una parte de un relato más largo que creo en breve publicaré. No quería aburrir y por eso les mandé a las Lady Chungas un trocito... ya avisaré por si queréis echarle un vistazo.

Buenas noches a todas!

Chungas dijo...

Tú no puedes aburrir Anna

Paula dijo...

Anna: Tu post me vino como anillo al dedo. Lo más interesante de este blog sigue siendo el hecho de que una tía chunga lo es desde adentro, en la esencia.. eso nos conecta a todas, aquí o allá, de este lado del océano o del otro. Gracias por traducir mis pensamientos.
Un beso,
Paula

Violeta Champion dijo...

Si tuviera sombrero, me lo quitaría.
Todo claro, cualquier hombre lo puede entender.
Casi es un manifiesto.

Rosa dijo...

Oyess chungAnna, avisa, eh??, de lo del post completito, vale?.
Besosss

Anna dijo...

Chungas... al final me enamoraré de ti jajajaja

Paula... me alegro :D. Yo creo que todas somos chungas... solo que nuestras vidas nos hacer ser de una y otra manera... según circunstancias y putadas varias... pero bueno!!!

Besos!

Violeta... pues no es mala idéa lo del manifiesto... hmmm.... que idea!

Besos!

Rosa... ya esta publicado, aaaale... espero que por ser más largo no pierda su esencia.

Besos!

NaT dijo...

Muy buen post Anna y que razón en tus palabras... no es revindicar es elegir y no sentirnos culpables por elegir. A veces escuchamos demasiado a los demás en vez de escucharnos a nosotras mismas.

La última frase podría ser el nuevo Best Seller del año después de Los hombres que no amaban a las mujeres... ¿No cress?

Besazos

Anna dijo...

Nat... dices lo de Best Seller y me tiemblan hasta las canillas jajajaja, podría, podría.... ojala!!

Besos!

Chungas dijo...

mmm... De mí o de la Jeza...???

Señor De la Vega dijo...

Buenos días,
No veo ninguna chunga en este balcón y sí mujeres que presumen de ser humanas.

Sobre esta entrada, preferí dejar mi primer comentario, pues elevar a conquista un polvo (aunque goce de orgasmo), es patética conquista.

Qué la conquista sea reivindicar el derecho a gozar del rol (hasta nuestros días, y para nuestra deshonra atribuido al hombre) de usar y tirar amantes, pues no eleva el trofeo sino que lo sustenta para añadir con ello perdedores.

Existe sin embargo en el texto, otro mensaje paralelo al obvio. Ese diálogo donde la mujer se abre, para decir, para recorrerse, para reconocerse en el otro, porque para ser personas, esa afirmación de lo que somos (bueno o malo) es tan esencial, como saludable.
Y solo desde esa esencia consciente e independiente, cualquier sentimiento se puede convertir en cimiento y no en cornisa de una fachada hueca.
Entonces dejarse amar, se convierte en crecimiento y deliciosa memoria, aunque dure un momento.

Placer en conocerlas y un beso de su vehemente presa, Z+-----

Anna dijo...

Señor de la Vega... presa nuestra.... si te soy sincera de las primeras frases no me entero muy bien de lo que me quieres decir... ando un poco perdida. Y antes de meter la pata, agradecería me lo explicases...

Porque leo de arriba y abajo, y de abajo arriba y creo que me estoy liando más.

Será que con tanta presa suelta una se desconcentra ;)

Besos!

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora Anna,
Perdone si mi comentario se convierte en farragoso, difícil, enrevesado (podría usar 'chungo' ya que lo permite la Real Academia), quizás porque doy por hecho que todas y todos me conocen y saben lo que pienso, o quizás porque mi escritura hiperbólica y arcaica, se deba leer en clave de época, así que la eximo de cualquier culpa, pues soy yo, que queriendo decir demasiado, me explico más bien poco.

Del 1er párrafo: "Buenos días,
No veo ninguna chunga en este balcón y sí mujeres que presumen de ser humanas."


Debo aclarar que no era día sino noche. E interpretaba con él, que las mujeres que postean en este 'blog' [dícese en mi lenguaje personal de los balcones que escalo], el querer mostrarse con los defectos que los demás critican (así entiendo el término de chungas), resulta por parte de las participantes un ejercicio de honradez, al ofrecerse en la forma más humana posible. Y eso a mí como observador, ya las libera de cualquier chungez posible.

Del 2º párrafo: "Sobre esta entrada, preferí dejar mi primer comentario, pues elevar a conquista un polvo (aunque goce de orgasmo), es patética conquista."

Explico en él, que habiendo leído mucho de lo posteado en su abalconado Club de Chungas, me pareció adecuado entrar en uno donde poder disentir. Así siendo el debate la fuerza de mis armas, dirimir algo que a mi entender debiera caer en el siglo XXI por su peso como insulso y ser abandonado como estereotipo, para el bien de las futuras generaciones, es decir 'el polvo, como conquista de algo' o fin en sí mismo.

Ya que a pesar de las continuas contradicciones en el monólogo dialogado de su texto (supongo que buscadas), parece usar un polvo como marco de su conquista, y así al final nos resume 'que el hombre es trofeo de la cazadora que cabalga' y no niego que son imágenes que funcionan, por lo que aclaro en mis siguientes párrafos 3 y 4, pero que sin embargo, descarrilan en el formato, porque a parte de la marejada interior de la protagonista, lo único que consuma es un polvo orgasmado, en el puro ejercicio de la doctrina de dura (mujer fatal) otro estereotipo (por cierto muy machista) y que además no existe y solo se cristaliza en el imaginario calenturiento de machos enajenados que sueñan con ninfómanas poderosas (que casualmente nunca coincidirán ni con su mujer, ni madre, ni hermana ni hija).

Entiendo mi Señora Anna, que le quedaron claros mi 3er y 4º párrafo de la segunda parte, después de aclarados el 1º y 2º de la primera parte.

Un beso y espero me haya sabido yo explicar esta segunda vez a las mil maravillas ;-)

Suyo y apresado, Z+-----

Anna dijo...

Señor de la Vega... disculpe usted por la tardanza.

Se ha explicado claramente.

Claro que somos mujeres sin pelos en la lengua y hablamos según sentimos aunque ello, como bien apunta usted sea criticado por la sociedad por estar instaurado como defectos, cuando nosotras lo que hacemos es querernos por como somos y lo que somos.

El polvo no es un fin, sino una continuidad o incluso principio de la propia mujer de mi relato en el que se afirma como dueña de ese momento y suficientemente locuaz para diferenciar un polvo de amar. en ese polvo no decidió amar, pero nunca se sabe que sucederá en el siguiente.

No creo que una mujer fatal sea un estereotipo machista al no ser que se utilice en términos de insulto. Por poner un ejemplo, no es lo mismo decir "que putada" que "qué puta".

Una mujer fatal en este caso no tiene porque no tener sentimientos, los tiene pero a su manera. Al igual que cada uno de nosotros según le han ido sucediendo cosas en esta vida le han forjado personalmente hacia donde dirigir su personalidad según necesidades y por supuesto hechos.

Si busque contradicciones, de hecho siempre las busco en mis texto. Me gusta en revesar hasta la incoherencia para que al final una sola frase diga lo que se puede decir en muchas otras.

Por cierto, mi protagonista no es ninfómana ni creo que lo parezca al no ser que se le quiera dar la vuelta al texto y que eso sea lo que pueda parecer. Por suerte hoy en día las mujeres podemos elegir y eso no significa que por ello sea una cantidad excesiva aunque nadie es quién para decir que es suficiente para otra persona.

Me quedaron clarísimos sus párrafos 3º y 4º de la segunda parte, después de aclararme el 1º y 2º de la primera parte. Por cierto, me encantan los Hermanos Marx. Buena mención.

Otro beso y gracias por sus explicaciones.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora Anna,
Está muy bien que usted crea en modo diferente a mis creencias.
Y siendo usted la autora, conocedora de la intención que en su texto perseguía, prefiero asumir su interpretación a la mía, ¡solo faltaría que no lo hiciera!, después de su respuesta.
(Gracias, ya que nunca es tarde).

Acepto pues, su uso de 'mujer fatal' como no machista y sentimental persona.
Acepto el polvo de su protagonista, como una 'continuidad' de polvos y no fin sino principio, esperando ansioso en comprobar que sucede en el siguiente.
Acepto que no sea visualizada la protagonista, por un macho lector enajenado como 'ninfómana', ya que a estos, cualquier cosa como usted aclara, les podría resultar excesivo o poco.

En fin, nunca querría pertenecer a un "Club de tíos Chungos", pero quizás sí, de 'Chungas', al menos hasta que me acepten.

Más besos, muchos, muchos más, que a mí, ninguna cantidad me parecerá excesiva.
Suyo, Z+-----