miércoles, 24 de febrero de 2010

MMMONETTT

.
.
Por fin otro tío chungo: mmmonettt!!!

Pues historias chungas tengo bastantes. Mas no macuerdo ahora de ninguna. De todas formas he estado viendo vuestro blog y he visto que se ha arrimado una tía, o tío cubano, no se, y me ha traído recuerdos de un viaje que me hice a Cuba. Nunca he contado esto pero a lo mejor este sería buen sitio.


Yo, vivía (ESPERAD, UN MOMENTO¡¡, QUIERO MI CARNET¡¡), en aquel entonces en Madrid . Había quedado con un amigo para ir a las fiestas de su pueblo en la Castilla profunda y él, a su vez, había quedado con una amiga de la que estaba quedado; y esta amiga se llevaba a otra amiga que debía ser para mi y/o para sujetar las velas. Yo por mi parte, en cuanto a expectativas no creáis que llevaba muchas: las de siempre: que estuviera como un tren, o en su defecto, que sería lo mas probable (si no, no se que pintaría quedando a ciegas) que me la pudiera cepillar el primer día. Como veis expectativas simples e inocentes de un tío, un poco rotundas, si ¡¡ pero es que los tíos somos así de simples. A mi me dicen - "bragas" y ya me empalmo . El caso que estábamos esperando ya los tres (mi amigo, su amiga y yo, claro¡¡) a la susodicha, que encima de llegar tarde, no quiso acostarse conmigo ya en el mismo coche yendo pal pueblo (no se lo pregunté, pero, ¿que tía en su sano juicio hubiera echo eso? ¿una tía chunga? No, pues las tías chungas son chungas pero no gilipollas). Ella por cierto, para ir adelantando, debe ser de las tías mas chungas que he conocido. Y lo se por experiencia de conocimiento de causa y según avance la historia sabréis porqué. Pues llegando mas tarde que ninguno, que me aparece una cosita morena, delgadita, y con cara de ángel a lo audrey hepburn, que me hizo, sin mas, que se me saltara la poya en mil pedazos, perdón¡¡ ¿he dicho la poya? quería decir el corazón; es que al escribir bragas también me pasa lo mismo que si me lo dicen. Y el caso, que viniendo caminando desde donde había aparcado su coche, hacia nosotros, con unos pasitos cortos de danza, como de una "my fair lady", (que luego resulto una matahari), que me quedé con ella ¡¡¡coño¡¡¡. que me enamoré nada mas verla. Luego, mucho tiempo después, ya me desenamoré, o eso creo; a día de hoy aun hay días que me pregunto si alguna vez he dejado de estar enamorado de ella. En fin¡¡¡ pero eso es una historia un poco chunga y no se si este es el lugar indicado para ella o la consulta de mi psicoterapeuta. Venia en un renault 12 blanco y en él se montaron las dos chicas (pues ya sabéis¡¡ , para hablar de sus cosas: que si mira que falda me he comprado, que que bien tienes la piel, que si te gusta el morenazo ese)......... y en el mio, un seat 124, montamos el colega y yo y nos pusimos, pues a hablar de cosas de chicos (que si ya te la has tirado, que lo voy a intentar esta noche, que si has traído preservativos, que para que coños los voy a traer). Yo, que conducía, todo el camino fui detrás de ella y eso que el pueblo era del colega y era el guía, pero yo quería verla aunque solo fuera la matricula o su nuca, no se, me hacia ilusión y feliz. He de decir que la felicidad para mí en aquel entonces era mui apreciada por su escasez; no a día de hoy que se desborda por su abundancia, pero eso también es otra historia (no tan chunga pero merecerá la pena algún día contarla). Por fin llegamos al pueblo del menda este y aparcamos. dejamos las mochilas en su casa, yoquesequemás y nos fuimos pa la plaza, al baile: es que eran las fiestas. yo era muy joven y por aquel entonces bebía cubatas a punta pala y estando en fiestas lógicamente así lo hice. No es como ahora, que cada vez que quedo con una tía no bebo nada de nada, porque en cuanto bebo un poco ya no se me levanta y ademas estoy que me hago pis cada 5 minutos (la edad no perdona). me pongo ciego a cafés y cafés, que así me pasa, que luego si hay rollo no me duermo y del ataque de nervios del café me meneo mas que un gato en un saco y a la mañana siguiente tengo el móvil lleno de SMS pidiéndome otra noche loca. Estoy harto del sexo y de que me traten como a un objeto sexual. las tías siempre pensando en lo mismo.
Siguiendo la historia, por aquel pueblo de castilla, yo andaba a lo que andaba: detrás de la buena moza ésta. Pero como era un pueblo pequeño y eramos los glamurosos del momento, pues que las tías no me dejaban en paz y yo me dije: oye¡¡¡ - Que tendrá que ver que estés enamorado, ¿porque no te tiras a una cabra de estas que tampoco están mal?. Pensado y meditado durante unos 10 segundos (no mucho más) y como la otra quería ir en serio conmigo (que yo también le había gustado) y no quería dar la sensación de presa fácil pues se hacia la estrecha, la muy puta (esto ya me lo confesó mucho después; ya cuando vivíamos juntos, pues fue la mujer de mi primer matrimonio). Por lo que me lancé a por cualquier cabra del pueblo (hasta que llego el cabrero y me dijo que allí, en ese pueblo, todas las cabras tenían dueño ¿que si quería dormir con la cabeza rota?). Si llega a ser hoy en día otro gallo cantaría , pero como en aquel entonces no era cinturón negro de karate (hoy tampoco) pues que metí el rabo entre las piernas (el caso era meterlo en algún sitio) y me dedique a mi futura 1ª esposa. Mas como ya he mencionado era muy fina y lista (que las mujeres pa eso son muy avispadas): se me hizo la dura y la interesante pero dejándome un pequeño atisbo de esperanza y consiguió lo que ninguna mujer ha conseguido en el mundo. consiguió acceder a mis propósitos de dormir juntos pero sin hacer nada. y eso es lo que pasó la 1ª noche juntos, que nos acostamos en el garaje cada uno en su saco y no hicimos nada (bueno creo que hablamos de algo, yo para ese momento ya tenia una cogorza que te cagas, que lo que me cuenten me lo creo). A mi, por cierto si me pasó algo : que me enamore un poco mas . y esta es la primera historia chunga de la novela chunga de mi primer amor. otro día os cuento que tiene que ver esto con Cuba.
.
.

9 comentarios:

Mmmonettt dijo...

fascinante historia de una profundidad emocional desbordante. Me recuerda mucho a lo quetambién me pasó a mi con mi primera mujer

rodericus2009 dijo...

¡¡ Jodidos años setenta !!, jodidos coches, mierda de carreteras intransitables y que asco de moralidad estrecha imperante, por no hablár del "garrafón" que nos colocaban en esas fiestas de pueblo como si fuese alcohól de marca. Así estamos los "cincuentones". Somos carne de psiquiatra, coño!!.

Bolboreteira dijo...

Ohhhh! Que historia más tierna.
besiños

Rosa dijo...

Pero que bonitas son las fiestas de pueblo con sus orquestas de trajes brillantes y canciones de pararapachin-pachin-pachin y sus lucecitas de colores y todo ese oscuro campo alrededor que invita a zambullirse en él y lo mullido de las hojas caidas y.... ohhhhhhh pordios.

Chungooooooooo!!!

Besos.

Antonio Fassa dijo...

Es tan hermoso el texto, que con el simple hecho de saborearlo deja de interesarte, que tiene que ver esto con Cuba!!!

Anónimo dijo...

menuda pagina chunga dde mierda
os podeis ir todos a tomar pol culo cagon la puta de bastos

Anónimo dijo...

solo jugais a jugar

ni el bien ni el mal

sois una panda de tibias sin capacidad de viajar mas alla de vuestro miedo

sois un monton de palabras, nada mas

jose rasero b. dijo...

Odio a los cobardes.

Mmmonettt dijo...

¿pero de donde salen estos anónimos de cuchufleta?
y ¿por qué dicen cosas feas?
¿están tontos?¿son así?
¿no tienen TDT y no pueden ver programas del corazon de esos gritones?
¿de donde vienen?¿a donde van?