domingo, 9 de mayo de 2010

Admito que no le saqué partido

.
.
Chunga Violeta Champion, mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm:

.
Yo quería uno de esos collares
tan chulos rojos con pinchos
y estuve esperando pacientemente la cola
con l@s dem@s
llegado el momento, el diablo me rechazó
dijo que, pese a mis muchas blasfemias
y el gusto que tengo por los pecados capitales
aún conservaba un fondo bueno, puro
como mandarle a la mierda no iba a servir
me puse de rodillas y me acerqué a él
a intentar felarle
me preguntó consternado qué estaba haciendo
yo le comenté por encima que me disponía a hacerle la mejor mamada de su triste vida

(aquí hay una elipsis narrativa)

extasiado, abrió los ojos
me propuso unir fuerzas con él
conquistar el mundo, reinar
que todos nos temieran y adoraran
sembrar el miedo y hacer el mal, esas cosas
yo le dije que estaba demasiado especializada
en los rollos lujuriosos para dedicarme a ésas mierdas
que me diera mi collar de pinchos
y que se fuera a paseo
quería que le firmara un recibo
pero como me puse a leerlo
dijo que me podía marchar.
.
.

3 comentarios:

El murmullo de las cucarachas dijo...

Pediste otro collar pequeño para las pollas amigas???..uno que se pueda atar al tuyo pa controlarte cuando no te portes adecuadamente...

Pal jueves copyleft...

y besossssss y versossssssssss!!

rodericus2009 dijo...

Si es que hasta el jodido demonio pierde el "oremus" con una mamada.
Los tios no tenemos remedio, aún con cuernos y rabo, seguimos siendo gilipollas.

Bolboreteira dijo...

El sexo parece la puerta a casi cualquier lugar...
Eres chunga , chunga , chungisima.
Besos